Material de Oficina

Muchos son los que coinciden en que la efectividad de una empresa fluye en concordancia con diversos  factores físicos y externos, que determinan el desempeño de las actividades de los trabajadores. En ocasiones se pasa por alto que existe un factor que a primera vista parece modesto aunque reviste preponderancia cuando no se tiene acceso a los materiales de oficina.

Si se carece de un buen suministro de materiales para ejecutar las actividades es muy probable que se dificulte el desarrollo del trabajo inherente a oficina. Por lo tanto, se hace imprescindible tener presente lo que no debe faltar en el escritorio de un trabajador:

Encabezando la lista tenemos lápices y bolígrafos, sin duda, de vital importancia es muy fácil que desaparezca, vuelan rápidamente, por lo que se precisa de un gran suministro a fin de evitar quedarse sin existencias. Es obvio que ellos no tendrían utilidad sin un soporte sobre el cual escribir por lo que se necesitara suficientes cuadernos en los que se anoten las ideas y mensajes; igualmente papel para impresoras, fotocopiadoras y mucho más.

Muchos empleados todavía agradecen tener en la oficina para poder informarse una agenda escrita de contactos a pesar de que los teléfonos móviles y los ordenadores han sustituido a estos hasta cierto punto. Incluso una solución adecuada ante algún olvidadizo lo representa el post-it.

De nada vale contar con una impresora de última generación si no nos aseguramos de tener a mano siempre consumibles en caso de quedar sin tinta, sobre todo durante la impresión de un documento importante. De igual forma a fin de dar formalidad a acuerdos, facturas o contratos es preciso poseer sellos de caucho indispensables en cualquier movimiento comercial de la empresa. No existirán excusas para un trabajo olvidado o no concluido por falta de material de oficina si te aseguras de mantener actualizado el inventario.